La maternidad

Para el día de la madre lo único que podemos ver son anuncios y mensajes sobre lo agradecido que debemos ser los hijos pues la maternidad es mágica. Nada más lejano a la realidad, esos mensajes esconden un sistema represivo del cuál una generación se está despojando.

La madre de mi mejor amiga tiene cuatro hijos, incluyendo a mi amiga. Si cuatro, un número súper común. De grandes nos fuimos enterando que el control natal lo llevaba adelante el padre de ella quien además de violentar la de múltiples maneras durante 27 años a su madre también la había obligado a abortar en múltiples ocasiones. Si, el elegía cuántos hijos y cuándo tenerlos. Sin poder elegir métodos anticonceptivos, el se negaba; total ella abortaba.

Esto me lleva a reflexionar de esas maternidades impuestas, aveces de manera tacita “por qué así tenía que ser”.

La realidad es que la maternidad no tiene momentos taaaan mágicos, por lo menos no como lo plantean todos los anuncios que seguramente están viendo. La realidad es que es un desafío y hoy hay una generación que elige no pasar esos momentos tan mágicos y prometedores. Entiendo que algunos lo crean así por qué Eva De Dominici pública una foto a una semana de parir y está divina y no siempre es así.
Ser madre duele, desde que empiezan a ensancharse las caderas y entendés que tú cuerpo jamás va a quedar como antes, hasta que parís, nunca más dormís ocho horas y tu vida se centra básicamente en las necesidades de otro ser, es una responsabilidad gigante.

El objetivo de esto no es vapulear la maternidad, claro qué no. Si, poder deconstruir todo el sistema que nos impone que por ser mujeres, cuerpos gestantes debemos maternar.
La maternidad será elegida o no será, es una de las premisas que representa una nueva generación que reivindica el rol de la mujer en una sociedad que todavía quiere establecer cuáles son nuestros propósitos, cuáles deberían ser.
Esto se ejemplifica cuando sos madre y encima te regalan una minipimer o sea, yo igual tomo birra, como asado y quiero picada como regalan para el día del padre.

Es por ello que para el día de la madre saludo a todas aquellas que cumplen este rol de manera integral a diario, en un noventa por ciento de los casos solas. Aquellas que eligieron seguir con este desafío y “mágica experiencia” sabiendo que era más impuesto que otra cosa.

Aquellas que eligieron no volver a ser madres y abortaron por qué no podían volver a pasar por eso, por que pudieron elegir.
Aquellas qué eligieron pero hoy no pueden contarlo por qué la falta de políticas públicas las forzó a formar parte de la cifra que vislumbra la cantidad de muertes por aborto clandestino en nuestro país que exige la Ley de Aborto Seguro y Gratuito.
Aquellas que hoy eligen no maternar.
Aquellas que luchan.

La maternidad será elegida o no será.

 

Escribe Ludmila Martinez

Ilustra Lucas Martinez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s