Feminismo: La deuda de la Revolución

El movimiento feminista ha tocado la puerta del país sudamericano pero ¿con que se ha encontrado? Venezuela es un país reconocido por sus reinas de belleza quienes en las preguntas de estos certámenes afirman estar de lado de la paz mundial, sin embargo la realidad es muy distinta a esto. En este país es muy común que las madres sean el principal soporte del hogar, existe la ley orgánica sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y dan vida a grupos que defienden estos ideales, cada día son más los casos que se hacen públicos de violencia de género y femicidio.

El concepto de belleza está ligado a las misses, lo cual comprende medidas perfectas (90,60,90), vestirse bien, ir peinadas, manicure y pedicure, parecer alguien de revista sin importar el poder adquisitivo que se tenga. Constantemente las niñas y jóvenes reciben comentarios como “debes ser más femenina” “arréglate” o “estás muy ancha”. Esto tiene su efecto en el boom de la prostitución en las mujeres que han emigrado, quienes lideran este negocio en países vecinos.

Más allá de la presión por cumplir estos parámetros y ser bonitas, está la violencia que con suerte y gracias a los movimientos feminista estos hechos han sido de conocimiento público casos como el de Mayell Hernández, bailarina asesinada por su pareja; y el de Ángela Aguirre, joven de 16 años violada y asesinada en una lancha donde celebraban el cumpleaños de su presunto asesino. En diciembre del 2018, la Fiscalía informó la existencia de 96 casos denunciados durante 15 meses, sin embargo es importante destacar que aún existe mucho miedo para realizar este tipo de denuncias y desconocimiento sobre los procesos.

¿Venezuela feminista?

En el discurso y los planes gubernamentales está presente la palabra “feminismo”, existe un ministerio exclusivo para los temas de la mujer, con una participación activa en la política y una ley que respalda la defensa y la protección de la mujer en casos de los distintos tipos de violencia contemplados en la misma. Mientras que el gran vacío está en la difusión de los derechos, del mensaje preventivo respecto a la violencia de género y en la inclusión del hombre en este ámbito.

Uno de los casos más conocidos que tuvo repercusión internacionalmente debido a que fue denunciado el Estado venezolano ante la Corte Internacional de Derechos Humanos, por retraso procesal e irregularidades en el caso, es el de Linda Loaiza, joven abusada y, quemada con colillas de cigarros y desfigurada en el 2001, y que 17 años después tuvo el beneplácito de la justicia.

Venezuela queda en tema de género a medio camino respecto a otros países latinoamericanos que se encuentran en la lucha constante por reivindicaciones y derechos como el del aborto legal, tema que pareciera no tener lugar en el ámbito político por los momentos en el país, quedando una gran deuda con el género.

Por ahora, Linda, Mayell y Ángela obtuvieron respuesta de sus casos, donde con la excepción de Linda, la justicia venezolana encarceló a los culpables, pero ¿Qué hay de esos casos no denunciados o que han pasado por debajo de la mesa? Mientras, grupos de mujeres se organizan para hacer algo que pueda cambiar la trágica realidad de muchas, incluyendo las asesorías sobre cómo abortar aún cuando no es legal, ganándole terreno a la incertidumbre.

Escribe – Politóloga María Patete

Ilustra – Jorge Chacoma

2 comentarios en “Feminismo: La deuda de la Revolución

  1. No comprendo como entran dentro de la misma nota crítica las frases

    “En el discurso y los planes gubernamentales está presente la palabra “feminismo”, existe un ministerio exclusivo para los temas de la mujer, con una participación activa en la política y una ley que respalda la defensa y la protección de la mujer en casos de los distintos tipos de violencia contemplados en la misma.”

    y

    “Venezuela queda en tema de género a medio camino respecto a otros países latinoamericanos”

    Es bastante ‘abortocentrista’ la crítica, me parece pegar por pegar. La agenda de los últimos años de Chavez estuvo marcada por tomar la agenda del feminismo. Trabajaron casi a la par con colectivos como La araña feminista.

    Decir que está atrasada HOY, con Bolsonaro en Brasil, Macri en Argentina y Moreno en Ecuador, parece un chiste.

    La revolución tiene muchísimos déficits, que explican la crisis política, económica y social actual, pero esto es hacer leña del arbol caído.

    Me gusta

  2. La intención del artículo es demostrar es que hay un gremio que no es conformista y que está consciente de que aún hay espacios que deben ser rescatados. Muy buena tu comparación con otros gobiernos latinoamericanos, pero no fueron de referencia al momento de la redacción.

    Al final se trata de recordar aquello que aún falta para generar mejores condiciones para todxs. Además no considero que la revolución sea un árbol caído.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s