Chupete tecnológico: ¿y vos qué le vas a regalar?

Sin darnos cuenta los dispositivos electrónicos ocuparon toda esfera de nuestra vida, los utilizamos todo el tiempo y nuestros hijos no están excluidos de este uso cotidiano. Según datos del informe de Unicef (2017) uno de cada tres usuarios de Internet en todo el mundo es menor de edad. Por otro lado, en un estudio de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) sobre tecnologías y primera infancia realizada entre padres y cuidadores de niños entre 0 y 5 años se detectó que El 75% los niños entre 0 y 5 años utilizan tecnologías digitales casi todos los días y un 58% los usan todos los días. El dato de color más significativo es que un 66% de los adultos consideró a sus hijos, menores, capaces de elegir por sí mismos la aplicación que usan.

Los adultos ya no nos espantamos cuando vemos bebés o niños utilizando tecnología, al contrario, nos maravilla la habilidad que tienen para manejar dispositivos electrónicos e incorporarse en la cultura de las aplicaciones, redes sociales, Internet y videojuegos. Incluso, se generalizó el pensamiento de que la tecnología es LA herramienta que define a nuestros hijos como ciudadanos del futuro y sacársela implicaría aislarlos de la sociedad. Es justamente este pensamiento el que crea un estado ambivalente en los padres que no conciben su propio ritmo cotidiano sin los dispositivos electrónicos pero deben limitar el acceso a la tecnología para evitar efectos negativos en sus hijos.

Chupete tecnológico

En este contexto, conceptos como “chupete tecnológico/digital” o “pantalla niñera” están emergiendo en disciplinas del estudio conductual y del desarrollo humano para advertir sobre los “peligros” a los que están expuestos los niños. En un mundo agitado cuyo sistema económico forja un estilo de vida que mantiene a los padres corriendo de un lado a otro, completamente agotados (y que se incrementa con la actual crisis que atravesamos), no es raro ver que los padres usen indiscriminadamente los dispositivos como distractores y Alplax para los chicos cuando tienen mil cosas que hacer y necesitan un tiempo para resolverlas o están demasiado cansados para soportar berrinches. Las pantallas terminan cumpliendo la función niñera y las utilizan para poder cenar, charlar, limpiar, ordenar, trabajar o descansar.

El motivo por el cual esta práctica se mira con aprensión en ámbitos de salud mental lejos está de responder al viejo “fantasma alarmista” que se despierta con cada nuevo desarrollo tecnológico, sino más bien que responde a exhaustivos estudios de infancia y adolescencia por todo el mundo. Cuando se piensa en riesgos del uso de la tecnología en niños lo primero que se piensa es en cyberbullying, grooming, vulneración de la intimidad y privacidad, etc. Pero también hay fenómenos físicos y psíquicos asociados con el uso tecnológico.

Enfermedades y trastornos

En países del extremo oriente donde la incidencia de miopía rondaba el 40%, subió al 80% en menos de 20 años. La obesidad y la diabetes infantiles son ya epidemias nacionales en Canadá y Estados Unidos y sus causas están en correlación con el abuso de las tecnologías (de hecho, esta navidad el juguete-regalo “trending” norteamericano es Kidibuzz, un celular para niños). Por otro lado también hay diagnósticos de trastorno de déficit de atención e hiperactividad, trastorno de coordinación, retrasos en el desarrollo, habla ininteligible, dificultades de aprendizaje, trastorno del procesamiento sensorial, ansiedad, depresión infantil y trastornos del sueño asociados al uso tecnológico. Además, como ciertos mecanismos cerebrales de autocontrol en los niños aún no están maduros, son más vulnerables al desarrollo de adicciones: estamos criando individuos acostumbrados a la gratificación inmediata de sus deseos con sólo apretar un botón (lo que suele significar una menor capacidad para lidiar con la frustración).

El uso equilibrado

Si se lee todo esto parece exagerado o tendemos a pensar que nuestros niños no abusan del uso del celular, tablet, pc, televisor, consolas de videojuegos, etc. Sin embargo la impresión cambia bastante cuando descubrimos que ya en el 2008 (cuando su uso no alcanzaba los estándares actuales) la Universidad de Córdoba detectó que 1 de cada 4 usuarios de tecnología realizan un uso abusivo. Los adultos no sabemos moderar su uso y tampoco nos damos cuenta del uso excesivo en la infancia hasta que no nos citan del jardín o la escuela para avisarnos de que algo en el desarrollo evolutivo de nuestros hijos no va bien.

Sin embargo no todo es mala onda, la Universidad de Wisconsin descubrió que los niños mayores de 2 años con exposición a programas apropiados a su edad tienen ventajas cognitivas sobre los que no han tenido esa oportunidad. No se trata entonces de prohibir el uso sino más bien en moderar la forma de uso. Si bien por ciertos procesos de desarrollo biológicos la Asociación Pediátrica Americana recomienda evitar el uso antes de los 2 años (a excepción de, por ejemplo, de comunicaciones con familiares por medios digitales) a partir de esa edad resulta fundamental que no hagamos uso de pantalla como niñera para sacarnos los chicos de encima y limitemos ese uso a una práctica que lleve a la conexión con ellos. Por más que en lo discursivo sepamos que los dispositivos no cumplen con el rol materno/paterno, muchas veces en los actos pasamos por alto el amplio lugar que le estamos dando en la vida de nuestros hijos. Se acerca navidad (fecha relacionada con la unión familiar, el amor y el cuidado de los otros) y es una buena época para empezar a llevar a la práctica aquello que sabemos debemos hacer pero la cotidianidad aplaca.

Escribe – Florencia Gonzalez

Ilustra – Lucas Martinez

 

Notas consultadas:  

Huffingtonpost – Influencia de la tecnología en niños
Punto Convergente UCA- Chupetes tecnológicos un arma de doble filo
Infobae – Pantallas y primeras infancias
Clarin – Dispositivos electrónicos

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s