Adentro el sol también está

Frente al encargo, a la vez tan vasto y tan simple, de recomendar música sin un objetivo mayor que ese, surge la pregunta ¿Por dónde empezar? ¿Qué recomendar? La dificultad se vuelve mayor al no tener una persona en frente que te tire unas pistas, ¿Rock o techno? ¿Para bailar o para estar tirado? Las posibilidades son inmensas.

Frente a esta disyuntiva, la mejor opción que encontramos para arrancar fue no recomendar une artiste, sino muches artistes a través de una. Por eso elegimos a María Pien con su último trabajo discográfico, Afuera el sol estalla, disco que tiene la particularidad de que apenas cuenta con una canción escrita por María, ya que la composición del resto corre por cuenta de ¿una nueva generación de cantautorxs? Esto es algo que inevitablemente nos pone frente a un abanico de imágenes, sonidos y voces. Usted lector desprevenido, podrá decirnos desafiante, y con algo de razón: ¿Me están recomendando un quilombo de canciones? ¿Es esto un rejunte que solo se basa en esa variedad? Bueno, le podemos decir sin miedo a equivocarnos que nada más alejado de la realidad. María se hace con las voces de les compositores para  construir un disco en el cual cada canción fue curada, moldeada y tamizada por su propia voz y sentir. Es que las músicas aquí reunidas conviven gracias a la manera de versionar propuesta por María, que junto con los ambientes y algunos conceptos asociables que las atraviesan, conforman una especie de hilo conductor, un elemento cohesivo clave para entender el álbum.

A medida que se avanza en el mundo propuesto por Pien pareciera surgir un imaginario en el cual, en la mayoría de las canciones, les autores cuentan -cada une a su manera- sus pensamientos, conflictos o pareceres. Estas construcciones no están hechas en el vacío sino que estás influenciadas y hasta observadas por elementos de la naturaleza. Alguien que agradece a la tierra, une que invita a otre a recoger sus flores y hasta la propia María que espera que el viento la haga despegar. Quizás son estos elementos de la naturaleza los protagonistas del disco ya que se puede pensar que atraviesan a la intérprete así como lo hicieron con quienes las compusieron originalmente o pueden hacerlo con nosotres mismes. Estos elementos son los que además permiten encausar sensaciones y conflictos tan abstractos o subjetivos como el autoengaño, los lazos familiares , el amor (con todas sus variantes) y la falta de destino o propósito de las propias acciones.

¿Y qué pasa con la música? ¿No van a decir nada sobre la música? Creemos que en lo sonoro ocurre algo similar a la construcción del imaginario del disco, ya que cierto conjunto de elementos marca un hilo conductor, acompañado por una instrumentación diversa y amplia ejecutada casi en su totalidad por María Pien y Agustín Bucich (Guli) que permite abarcar distintas sonoridades. La voz de María resulta quizás la guía más clara a lo largo del álbum al encarnarse en estas canciones. En este papel de protagonista de las canciones, la autora se permite variaciones y sorpresas, como en el final de Entre dos relámpagos o en la reconstrucción en forma de mantra hecha sobre Agradezco de Nicolás Rallis.

Después de todo este palabrerío, usted, ya cansado podrá decir rascando su cabeza: ¿Entonces por qué tengo que escuchar este álbum? Creemos que hay que escuchar estas músicas porque el trabajo hecho con cada una de ellas hila una experiencia de cincuenta minutos que si bien en un principio parece caótica, muestra una artista que con gran cariño habla mediante otres en un disco honesto y que se muestra seguro y abierto a ser escuchado a pesar de los conflictos e inseguridades a los que nos invita a participar.

¿Donde puedo hacer eso?  Nosotros proponemos 3 posibles caminos. El primero es escuchar el disco tal como nos lo entrega María, un segundo camino es aquel que les ofrecemos en forma de playlist, en la que se pueden escuchar las versiones originales de las canciones (con algunas excepciones no disponibles). Y una tercera opción un tanto distinta sería asistir a la presentación en vivo del disco, a realizarse el viernes 7/12 a las 21hs en la Casa Rodolfo Walsh, (Nicaragua 4445, Capital federal), una experiencia más que movilizadora y recomendable. Advertimos que el Servicio Meteorológico Nacional anunció que puede estar soleado, pero con alta probabilidad de lágrimas.

Primer camino

Segundo camino

//

Escribieron
Ignacio Besson y Pablo Garro

Fotografía de Josefina Chevalier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s