¿Cómo se dice cuando me stalkea y no me habla? Se dice orbiting y es horrible

Desde que estamos inmersos en redes sociales —para algunos diez años, otros toda su vida—, han surgido nuevos malestares.

Se empezó a hablar e intentar conceptualizar lo que es el orbiting, este malestar consiste en esa relación o vínculo que no prosperó, que no se cerró por completo. El otro no deja de estar, de mirarte, de stalkearte estando siempre ahí, virtual pero estando.

Cuando intentamos pensarnos a nosotros mismos se nos es imposible poder construirnos sin tener en cuenta lo que la otredad también dice que somos. No de modo banal en el cual me afecta lo que pueden decir mí, sino en un sentido más complejo en el cual el yo es un constructo social, individual e histórico.

Entonces los fantasmas alrededor del orbiting trascienden al mero hecho de no hablar. ¿Acaso no es un modo de asumir invisibilidad de nuestro yo, de asumir que somos poco interesantes para la otredad?

Querés que te hable pero no lo hace, te mira, te observa casi esperando que estés o vuelvas a estar en un buen momento para reaparecer y romper la barrera hacia el chat.

Te dio un like, miró todas tus historias, te retweeteó pero no avanza al segundo paso y no podes darlo porque sabes que te enfrentas al rechazo.

¿Por qué sucede? nos preguntamos. Algunos especialistas hablan de que quien hace orbiting busca mantener varias opciones disponibles, una especie de “estoy pero no ahora”. Va a estar cuando quiere, no cuando vos querés.

Se vuelve cada vez más patológica la relación con un otro que no registra la angustia, lo cual termina siendo un problema con uno mismo. Obvio que es más tortuoso para que el que sufre el orbiting, porque no logra terminar, lo que podemos decir nunca se cerró. Y por sobre todo no logra identificarse a sí mismo, como uno completo.

Incluso si realmente es un pesar te recomiendan apelar a bloquear aquella persona, casi como un capítulo de Black Mirror donde el otro no puede interactuar con vos y vos tampoco podrás interactuar con el otro. Depuralo. Sublimalo.

Claramente es un fenómeno relativamente reciente y es atravesado por distintas variables, sea concepciones respecto a los tipos de relación, valoración del otro para con uno, la masividad, la inexperiencia en redes sociales, la autoestima (o la carencia) y la manipulación, entre otras.

La pregunta que es ¿Haces orbiting o lo sufrís?

//

Escribió Darío Varas // IG @dariovaras

Gráfica de Lucas Martínez // IG @antlucasmar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s